Qué es el slamming o cómo te pueden cambiar de operador sin que te enteres

Corría 2016 cuando en Andro4all asegurábamos que las operadoras seguían engañando a los usuarios. Los años han pasado y el panorama no ha variado demasiado: las compañías telefónicas siguen realizando todo tipo de triquiñuelas para ganar más dinero de los consumidores.

Siempre debes evitar sufrir daños en la partida, por lo que lo mejor es que pongas en práctica 4 consejos para no perder en el peligroso juego de las operadoras de telefonía. Pese a esta defensa, es posible que acabes siendo víctima de una de las estafas más actuales: el slamming, o cómo te pueden cambiar de operador sin que te enteres.

Seguro te interesa: Todos los números de contacto de las operadoras de telefonía en España

Operadoras telefónicas: qué es el slamming y cómo reconocerlo

Los avisos de las instituciones españolas sobre las operadoras telefónicas se han centrado en los últimos meses en un fenómeno concreto: el slamming. Si atendemos a la definición de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD), el slamming es “el cambio de compañía de telecomunicaciones sin la autorización del cliente, utilizando técnicas fraudulentas”.

Recibes una llamada de un comercial de cualquier operadora telefónica, mantienes una charla con él sin importancia alguna y, sin darte cuenta, en los próximos días comienza el cambio de compañía. Aunque tú no la conocieses aún, esta técnica se ha popularizado entre las operadoras, y también puedes sufrirla por parte de empresas dedicadas a la electricidad, agua o gas.

Oppo Llamada

Usando métodos fraudulentos, las telefónicas se apropian de tu línea de teléfono móvil sin que puedas hacer nada. Reconocer que has sido víctima del slamming es sencillo, lo harás rápidamente cuando veas que la siguiente factura que recibes procede de un operador que no conoces y con el que no has firmado contrato alguno.

Además, también sabrás que algo raro ocurre cuando tu compañía telefónica antigua te bloquee el acceso a su red, por lo que no podrás acceder a Internet o hacer llamadas. Al llamar para solucionar el problema, te comunicarán que ese operador ya no te presta sus servicios, debes contactar con tu nueva empresa.

Finalmente, es posible que tu antiguo operador te llame para proponerte una nueva oferta, mejor que la de tu nueva compañía, para que así vuelvas a sus brazos. Ese operador ya sabe que te has pasado a otra empresa, pero quizás tú aún no. Para no tener que analizar todos estos hechos hasta confirmar que has sido víctima del slamming, lo mejor es tomar medidas para evitarlo.

Cómo puedes evitar ser víctima del slamming

La propia Secretaría de Estado para el Avance Digital ofrece en su web unos consejos para evitar el temido slamming. Si los tienes en cuenta al tratar con operadoras telefónicas, crearás una buena barrera de defensa contra esta estafa tan popular. Son los siguientes:

  • Lee con atención toda la información que recibas mediante correo electrónico antes de contestar al mismo aceptando la oferta. Si envías la autorización, estarás aceptando todos los términos, tarifas y condiciones recogidos por esa oferta que has recibido.

  • No ignores las facturas telefónicas que recibas, léelas con atención para ver a qué compañía pertenecen. Si ves que la operadora no es la misma, llama para pedir toda la información necesaria sobre tu caso.

  • Las operadoras telefónicas se refugian en cualquier aspecto para justificar que has aceptado su oferta. Por esta razón, asegúrate de que respondes siempre con un claro NO ante cualquier proposición que no quieras contratar. Tal y como explica la SEAD, “una mera receptividad a la información ofrecida puede ser ‘interpretada’ por el operador como un consentimiento”.

  • Nunca des tus datos personales a la compañía que te ha propuesto la oferta si no tienes intención de aceptarla, especialmente el número de tarjeta bancaria. Basta con que la empresa reciba esa información para que interprete que quieres recibir sus servicios e iniciar así el trámite de cambio sin que tú seas plenamente consciente.

  • Cuidado con las supuestas llamadas que recibas de parte de tu operador actual, pueden ser un engaño. Recientemente, algunas víctimas del slamming han reportado que alguien se hizo pasar por comercial de su compañía para ofrecerles una mejora del contrato. Sin embargo, se trataba de una estafa que solo buscaba un SÍ para poder hacer el cambio de titularidad. Para evitar esto, intenta llamar siempre a tu operadora para confirmar que la propuesta es real.

Todas estas recomendaciones pueden serte de gran ayuda para evitar ser víctima del slamming, es decir, que te cambien de operador sin que te enteres. En el caso de que ya hayas sufrido este engaño, no tardes en presentar una reclamación ante la Secretaría de Estado para el Avance Digital y recuperar así cuanto antes el dinero que has perdido.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense