Glovo, Deliveroo y Uber Eats proponen modificar la ley para que los autónomos tengan mejores condiciones sin perder flexibilidad

Glovo, Stuart, Uber Eats y Deliveroo, los actores más importante del delivery o reparto de comida (y otros bienes) a domicilio de España, forman parte de ADigital, la Asociación Española de la Economía Digital. En un encuentro con los medios que ha tenido lugar esta mañana, desde la asociación se ha presentado su “Propuesta normativa en materia de trabajo en plataformas digitales​“.

Como sabemos, el debate sobre si sus repartidores son o no falsos autónomos no cesa, tanto a nivel de opinión pública como judicial (Deliveroo está inmersa en un juicio contra 500 riders), y con este documento, ADigital y sus miembros quieren abrir un debate (muy demandado desde hace mucho tiempo, por otra parte) que acabe generando “un sistema innovador, competitivo y garantista para empresas, usuarios y prestadores de servicios”.

Una reforma del trabajo autónomo que ofrezca más garantías a los repartidores en el marco de la economía digital, sin tener que ser contratados

Adigital

De forma más concreta, la recomendación que han emitido es reformar la Ley 20/2017, que regula el régimen de trabajadores autónomos. Piden que los repartidores y trabajadores de las plataformas se consideren autónomos, sí, pero siguiendo un marco legal similar al el modelo francés, que contempla la figura del “autoemprendedor”, a lo que se une una propuesta del Gobierno de Emmanuel Macron con la que se mejoran las condiciones de trabajo y de protección de los trabajadores autónomos a la vez que se aumenta la seguridad jurídicas de las empresas.

Este autoemprendedor o “prestador de servicios en plataformas digitales“, que es la figura que proponen tendría seguridad y garantías ofrecidos por las empresas, sin dejar de ser autónomo, pero con criterios claros y regulados sobre la relación entre las partes. En esa nueva figura se contemplaría que la plataforma desarrolle su servicio en la sociedad de la información (intermediarios en economía digital), que el pago se haga vía digital) y que el prestador tenga flexibilidad y no exclusividad.

La promesa de la nueva generación de apps de comida a domicilio: comer mucho más barato que en el restaurante

Según José Luis Zimmermann, director de Adigital, actualmente existe una dualidad entre flexibilidad y seguridad, lo que genera tener que elegir la seguridad de una empresa o la flexibilidad del autónomo, algo que resulta negativo, porque no hay un modelo mixto en el que las ventajas de ambos converjan. Zimmermann plantea buscar un modelo que ponga que le dé seguridad al la figura de los autónomos, como según él se hace en otros países, con Francia, como decíamos, como ejemplo a seguir.

Zimmermann

Una figura especial de autónomos en la que ven potencial a mejorar mediante la reforma es la del trabajador autónomo dependiente (TRADE), aunque también contemplan un desarrollo en una figura extra, un posible “TRADE digital”. Lo que habría que modificar, según Adigital, sería el hecho de poder trabajar con mayor número de clientes y que a su vez disfruten de mejores condiciones con las plataformas con las que colaboren, la burocracia, que necesita ser reducida en el modelo (proponen alta online como en Francia), y la gestión del IVA, que piden que se haga función de los impuestos.

Ahorrando pasos normativos, los TRADE se acercarían al modelo francés. En resumidas cuentas, lo que Glovo, Stuart, Uber Eats y Deliveroo piden como miembros de Adigital, es que sus repartidores sean considerados autónomos, pero beneficiándose de coberturas que según ellas ahora mismo implican relación laboral por cuenta ajena. Entre estas, destaca la “Concreción de la indemnización a percibir por el profesional en el caso de una extinción unilateral del contrato por la plataforma, siempre y cuando se establezca un tiempo mínimo de prestación de trabajo.”

En el documento de la propuesta, Adigital expresa lo que según ellos son mitos sobre las plataformas digitales. Desde su punto de vista, los repartidores no son empleados de las plataformas y tienen elección de horas y días de trabajo, hecho que les hace “poder combinar la actividad económica con estudios”. Además, también desmienten que los repartidores sean precarios, porque aseguran que los repartidores ganan ingresan entre 8 y 11 euros la hora, cifra que está muy por encima de los 4 euros a la hora que establece el convenio del reparto a domicilio.

Según Adigital, los repartidores no son precarios porque ingresan entre 8 y 11 euros por hora, muy lejos del mínimo de 4 euros del convenio

En ese sentido, alegan que los repartidores no están desprotegidos, utilizando como argumento la existencia de los seguros de accidentes y de responsabilidad civil. También aseguran que las plataformas de reparto no eliminan trabajo, al pertenecer a “una actividad económica nueva y diferenciada de las que ya existían”.

Sobre si los trabajadores son falsos autónomos, la asociación menciona que “hasta la fecha, las sentencias dictadas por los tribunales han sido contradictorias: han respaldado y cuestionado el modelo laboral de las plataformas a partes iguales”. Es por ello, entre otras cosas, por lo que proponen los cambios en la legislación del sector.

Para que el sector reciba novedades legislativas hace falta que exista un Gobierno. En el marco del actual panorama político de España, donde desde el Congreso se continúa sin investir un presidente, Zimmerman cree que en el caso de que el PSOE logre formar gobierno, la “Propuesta normativa en materia de trabajo en plataformas digitales​” puede tener recorrido.

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense