En Toronto han propuesto “bordillos dinámicos” que cambian el tamaño de las aceras y los carriles según las necesidades del tráfico

Una de las consecuencias que ha traído la nueva era del reparto a domicilio y de nuevas soluciones de movilidad como patinetes eléctricos o bicis públicas en ciudades es que las zonas de aparcamiento cada vez están más congestionadas. Es una realidad que en algunos casos puede llegar a ayudar a reducir la contaminación, pero el problema es que si en muchas urbes ya se ha cedido mucho espacio de las calles a los coches, las zonas donde caminar se van haciendo más y más pequeñas, a la vez que no se reducen los atascos.

La solución que propone Sidewalk Labs -una compañía de Alphabet- como remodelación para el barrio costero de Toronto, en el proyecto Sidewalk Toronto, es abandonar las aceras clásicas a las que estamos acostumbrados, con su escalón, e implementar “bordillos dinámicos” que cambian de tamaño según la hora, uso y tráfico de la carretera de una calle o zona peatonal concreta.

Calles sin líneas de tráfico que cambian el tamaño de sus vías y aceras con iluminación en el suelo

Toronto

Estos “bordillos dinámicos” que menciona Sidewalk Labs en su proyecto de remodelación de Toronto no cambian física y mecánicamente de tamaño. Por el contrario, haciendo plana toda la calle, en un solo nivel de altura, todos los elementos actuales serían mucho más flexibles. Así, estos bordillos dinámicos planeados permiten cambios de tamaño de carriles, aceras o aparcamientos gracias a un control de los espacios con luces integradas en el suelo, en lugar de con pintura estática.

Las Smart Cities que iban a revolucionar el mundo y (de momento) se han quedado en nada

De esta forma, en esas calles de Toronto podrían eliminarse carriles cuando no haya tráfico, para así dejar más paso a los peatones por la acera, o ampliarlos cuando haya atascos. En el plan también se tiene en cuenta esta flexibilidad para señalizar zonas solo peatonales, carriles bici o zonas de estacionamiento de vehículos de particulares y de vehículos de reparto y recogida.

Pagar por estacionar brevemente, dependiendo de la hora

Parking

Pero no queda ahí. Además de esta flexibilidad, la propuesta también incluye cobrar por el uso del estacionamiento en las calles dependiendo de la congestión y de la hora del día, algo que ya se hace en otras de forma menos “inteligente” con las famosas zonas azules o de otros colores.

Mediante el establecimiento de unas cuotas que se publicarían en aplicaciones de terceros, durante las horas de mucho tráfico, el espacio de aparcamiento se cobraría alto, con tasas bajas por poder parar brevemente y precios más altos para poder hacer paradas de tiempos superiores a 5 minutos. Son medidas para fomentar que las compañías de reparto o los taxis no se demoren y produzcan atascos.

En las horas de menos actividad de transporte, las aceras podrían ser más anchas para que hubiera más espacio para caminar o incluso hacer peatonal alguna zona. De forma más futurista, Sidewalk Labs propone un sistema de túneles subterráneos que permita, mediante el uso de contenedores, realizar tarjetas de reparto y de recogida de basuras de forma más ágil y menos contaminante que con vehículos, reduciendo, según la compañía un 72% el uso de camiones en las calles.

Sidewalk Toronto es un proyecto presentado a las autoridades de la ciudad, que de momento se encuentran examinando la propuesta, que incluye una conversión en Smart City mucho mayor que el simple hecho de los bordillos.

Vía | Axios

Temas

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense