Cuando el futuro de Android depende de que Apple decida lanzar un iPhone barato

Es un dato objetivo y medible, los iPhone suscitan más interés en los usuarios que los Android de gama alta. Más aún en estos tiempos en los que los clones del iPhone X abundan, haciendo ver a los flagships Android como terminales sin personalidad a la sombra de la creación de los chicos de Cupertino.

Los rumores apuntan a una apuesta por la “gama alta barata” por parte de Apple, algo que podría dañar las ventas de los flagships Android y darle una pequeña vuelta al mercado actual. Hoy, analizamos un posible escenario en el que Apple sale a la palestra con un iPhone relativamente económico, así como las consecuencias que pueda tener este para el mercado Android.

Un vistazo atrás, los números de los iPhone económicos

No es la primera vez que Apple lanza un iPhone económico. El 20 de septiembre del año 2013, Apple lanzó al mercado el iPhone 5C, uno de los peores dispositivos de su historia. Este terminal salía al mercado con el procesador del iPhone 5, el Apple A6 a 1,3 GHz, mientras el iPhone 5S estrenaba un A7 de 64 bits que supuso un antes y un después en la firma de Cupertino, así como un acabado en plástico y una memoria interna base de 8 GB. Todo esto por 599 dólares, un precio demasiado elevado y cercano al de su hermano mayor -699 dólares-.

El propio Tim Cook admitió el error del iPhone 5C, ya que la previsión de ventas no se cumplió, y las unidades vendidas fueron de prácticamente 1/3 respecto al iPhone 5S -10 millones de unidades vendidas vs 30 millones-. No obstante Apple no se rindió, y volvió a lanzar un terminal más económico de lo normal, ya que usó una receta bastante conocida.

Si bien Apple no supo lanzar una alternativa económica con su iPhone 5C, supo enmendar sus errores tres años después lanzando una Edición Especial del iPhone 5S, combinado con el hardware del iPhone 6S.

El iPhone SE nació como el hijo del iPhone 6S y el iPhone 5S, arrasando en ventas. Una fórmula que funcionaba, con hardware renovado y un precio de 489 euros, un auténtico regalo para un terminal que contaba con la cámara de sus hermanos 6S y 6S Plus. A partir de ese momento, Apple supo muy bien cómo diferenciar los modelos premium de los normales, dotando a los Plus de una doble cámara y gran batería, y destacando en los modelos “estándar” el tamaño reducido y la sencillez a un menor precio. Con la llegada del iPhone X, sus hermanos dejaron de ser protagonistas por el brutal cambio en el form factor que ha revolucionado la industria del móvil, y es que ahora todo el mundo quiere el diseño del iPhone X.

El problema viene en que no todo el mundo está dispuesto a pagar más de 1.000 dólares o euros por ese form factor, algo que han aprovechado los fabricantes Android para crear auténticas réplicas -Xiaomi Mi 8, Motorola P30…- del mismo, a un precio menor. Pero, ¿qué pasaría si es la propia Apple la que nos vende dicho form factor a un menor precio? Hay mucho que contar.

El interés de los usuarios por los iPhone

Si bien Android tiene una lógica mayor cuota de mercado debido a cuán asequible resulta comprar un dispositivo con este sistema operativo, los iPhone siguen relacionándose con el lujo y la excelencia, llegando a ser, según IBTimes, el nuevo sustituto de las prendas de vestir, ya no importa la ropa que lleves, sino el móvil que uses. Los estudios demuestran que los adolescentes prefieren los iPhone a los móviles de Samsung, que en América hay una gran preferencia por éstos en lugar que por los teléfonos Android, y que los smartphones son un símbolo de status social. Cada cual puede y debe tener su opinión al respecto, pero los datos dicen lo que contamos, y es que Apple ha sabido crear esa imagen de lujo que el resto de fabricantes no han logrado.

Apple siempre ha sabido cómo crear una imagen de lujo y status, independientemente del precio de sus dispositivos.

Topes de Gama consultan a varios compañeros de otros medios sobre el por qué los usuarios de Apple piensan que está justificado el precio de los productos, y nos encontramos ante un tema bastante comentado, la diferencia entre precio y valor. Para algunos de estos compañeros los productos de Apple no son caros teniendo en cuenta el valor que aportan al usuario -garantías, ecosistema, aplicaciones, integración entre dispositivos, acabados…- Cuando hablamos de terminales Android estos son conceptos que no suelen salir a reducir, tenemos una gama alta de nivel, pero el amplio público no la relaciona con un producto de lujo ni que proporcione estatus, por más caro que sea dicho teléfono.

Dicho lo cual, es lógico pensar que cuando un iPhone más barato se presenta, las miradas apuntan a él. En el caso del iPhone X, siendo el dispositivo móvil más caro en la historia de Apple, fue el terminal más vendido en Europa en el primer trimestre de 2018, excelentes cifras que ponen de manifiesto que, a pesar del elevado precio de este producto, los consumidores están dispuestos a pagarlo.

Un iPhone X, pero barato

Los rumores resuenan, y está prácticamente confirmado que Apple lanzará un terminal calcado al iPhone X por unos 699 dólares, renunciando a un panel AMOLED y a la doble cámara para abaratar costes. Este terminal vendría a ser el más bajo de gama, superado por el sucesor del iPhone X y su variante Plus, ambos con paneles AMOLED y doble cámara.

699 por un iPhone con el diseño del iPhone X, éxito asegurado. Cabe la duda de si incorporarán el chip A11 Bionic del iPhone X o si apostarán por el A12 para los tres modelos pero… ¡no importa! El chip A11 de Apple sigue superando en benchmarks a procesadores como el Snapdragon 845, el más potente con el que puede contar todo teléfono Android.

Menos dinero que el 90% de la gama alta en Android -entrando en el 10% los OnePlus y Xiaomis de rigor-, por un terminal de gama alta de Apple. Un escenario fácil de predecir, con una altísima demanda de este modelo como pasó con el iPhone SE, seguido también de buenas ventas por los modelos más caros, con la doble cámara como principal baza para la compra.

Usuarios que usan Android porque no pueden permitirse un iPhone

No hablamos por ti, o puede que sí, y es que esta es una realidad, hay miles de usuarios que tienen un Android por la sencilla razón de que no pueden permitirse un iPhone. Antes de que se esgrima el argumento de que cualquiera puede hipotecarse un par de años con la compañía para pagar 30 o 40 euros por un iPhone decir que esto no es cierto, ya que la tarifa siempre es la gran olvidada, y una oferta estándar de un iPhone -sin entrar en amagos ni descuentos puntuales-, no suele bajar de los 50 o 60 euros al mes, algo que no todo el mundo puede permitirse por el teléfono.

Prueba de lo comentado es que si buscamos en Play Store iOS o iPhone encontramos decenas de aplicaciones, algunas de ellas con miles y miles de descargas. Todo para transformar tu Android en un iPhone mediante software, esto debería decirnos algo.

Conclusiones

El iPhone asequible es un peligro para las ventas en Android, es pronto para sacar conclusiones sobre productos que ni siquiera han salido, pero no es difícil analizar el posible escenario de que esto llegue a convertirse en una realidad. La gama alta Android necesita diferenciarse del iPhone, no copiarlo. Si bien tomamos la clara delantera hace un tiempo, parece que Apple vuelve a estar a la vanguardia en varios aspectos, marcando una tendencia que lleva ya un año con nosotros.

Como siempre, solo el tiempo dirá si este iPhone económico logra hacer daño a los OEM en la gama alta.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense