Aparece, sin mucho ruido, el primer procesador de 10 nanómetros de Intel… y no, no era lo que esperábamos

A Intel se le ha negado una y otra vez el salto a la litografía de 10 nanómetros, no por nada han tenido que retrasar en tres ocasiones su lanzamiento, lo que ha afectado la llegada de la esperada arquitectura Cannon Lake, que en la última actualización nos dijeron que la veríamos no antes de 2019, cuando estaba programada en inicio a llegar en 2017.

Pues algo pasó en Intel, que sin mucho bombo y plantillo acaban de lanzar su primer procesador bajo proceso de 10 nanómetros, y que al ver las especificaciones tal vez se justifique un poco esa falta de ruido.

Ya está aquí el Intel Core i3-8121U… sin GPU integrada

Después de casi dos años de espera, ya tenemos en el mercado el primer chip Cannon Lake de 10nm de Intel, se trata del i3-8121U y en el papel es casi una copia del anterior i3-8130U, sólo que ahora (por fin) se estrena la nueva litografía. Por otro lado, también nos encontramos con una diferencia notable con respecto a versiones anteriores, ya que este nuevo procesador no tiene GPU integrada.

Desconocemos la decisión que llevó a Intel a desactivar el módulo de GPU, pero todo apunta a que el proceso de 10nm aún no está listo y estaríamos ante una prueba de baja potencia y sin mucho alcance, esto con el objetivo de medir más fácilmente su desempeño y posibles afectaciones.

Por lo anterior, este Core i3-8121U sólo se encuentra disponible, por el momento, en el portátil Lenovo Ideapad 330, un gama baja que salió a la venta con un minorista chino esta semana por 449 dólares. Y es que el nuevo procesador no trae nada sorprendente, ya que tenemos una CPU de doble núcleo y cuatro hilos con una frecuencia base de 2,2GHz, TDP de 15W y compatibilidad con memorias LPDDR4 y LPDDR4X, por lo que sigue siendo considerado de octava generación.

Lenovo Ideapad 330

Por su parte, el Lenovo Ideapad 330 cuenta con una pantalla de 15,6 pulgadas con resolución de 1366 x 768, 4GB en RAM, 500GB de almacenamiento, así como una AMD Radeon RX 540 con 2GB, que llega a sustituir la gráfica interna que debería haber tenido este nuevo procesador Core i3.

Mientras compañías como Samsung, Qualcomm y TSMC ya están en los 10nm desde hace años, y AMD está por dar el salto a los 7nm, Intel sigue sufriendo con los 10nm, aunque se dice que en el próximo Computex tendremos anuncios acerca de Cannon Lake.

Esperemos que este discreto lanzamiento sea por fin el inicio de algo importante para Intel, y el mes que entra conozcamos los nuevos procesadores de 10nm y así nos podamos olvidar de una vez por todas de los 14nm que siguen presentes desde Broadwell, la quinta generación de 2014.

En Xataka | La importancia de los nanómetros en los procesadores

Temas

Powered by WPeMatico

AdSense

Bitcoin GPU Miner